¿Cómo plantear una actividad de Aprendizaje Colaborativo? Resumen

El primer paso que todo docente tiene que dar para introducir las dinámicas de Aprendizaje Colaborativo en sus clases, es decidir qué actividad va a desarrollar. No es un paso sencillo, ya que somos conscientes de las debilidades que poseemos y los peligros  a los que nos enfrentamos. 

Las debilidades son algo consustancial a todo proceso de cambio, por lo que hay que aceptarlas como oportunidades a abordar con sentido proactivo y empático. Puede ser que los docentes y los alumnos no hayan realizado nunca una actividad de este tipo. Todos conocemos el formato y dinámica de las actividades tradicionales, pero ¿Cuánto conocemos del formato y la dinámica del Aprendizaje Colaborativo?  Los peligros son evidentes. Se puede pensar en que la actividad genera más disfuncionalidades y efectos positivos. 

Por lo tanto, hay que intentar prepararlo todo para el resultado sea exitoso. Para ello es necesario:

  1. Analizar los potenciales peligros y fortalezas. Definir claramente las amenazas y oportunidades que se presentan.
  2. Buscar una actividad que utilice las fortalezas y minimice los peligros.
  3. Preparase para comunicar a los alumnos qué se realizará, de forma que quede claro todo paso a dar durante la actividad. La preparación previa del alumno es fundamental, ya que nadie es capaz de controlar una situación en la que desconoce lo que va a ir sucediendo.
  4. Definir claramente los elementos que servirán para valorar esta experiencia, ya que incluso lo que sale mal se puede utilizar de forma positiva por alumnos y docentes.


En este blog se han revisado algunas actividades colaborativas que pueden ser la base para iniciar el proceso:

1.- Cuestiones recíprocas guiadas. Aprendizaje Colaborativo. Métodos y Estrategias
2.- Solución de problemas. Aprendizaje Colaborativo. Métodos y Estrategias
3.- Estudio de Casos. Aprendizaje Colaborativo. Métodos y Estrategias
4.- Tormenta de Ideas. Aprendizaje Colaborativo. Métodos y Estrategias

Estas actividades se pueden realizar en tres formatos diferentes:
  • Presencial. El desarrollo se realiza en el aula y durante el tiempo de clase normal.
  • No presencial. Utilizando herramientas de Aprendizaje Virtual y Ubicuo de forma que estudiante puede decidir cuándo y cómo realizar la actividad.
  • Semipresencial. En este modelo, me mezclan los dos anteriores.

De la misma forma, las actividades colaborativas pueden realizarse con materiales y organización tradicional o utilizando tecnología aplicada a la educación. Podemos optar por utilizar un entorno de aprendizaje institucional, como puede ser MOODLE o utilizar herramientas de acceso libre, como pueden ser las que Google pone a nuestra disposición. Les pongo un ejemplo sencillo de todo lo indicado hasta el momento:

Se pretende realizar una actividad de aprendizaje colaborativo en un grupo de 5-6 estudiantes. Se plantea un desarrollo semipresencial. En el aula se desarrollarán las bases comunes y se plantearan los pasos organizativos que se deben seguir. Para la parte puramente colaborativa se plantea un tiempo de tres semanas, en las que habrá que ir presentando resultados parciales todos los martes y viernes. La herramienta colaborativa puede ser, por ejemplo youtube. Se trataría de que cada alumno aportara un elemento del vídeo final, al mismo tiempo que todos evaluaran si estos elementos son consistentes y adecuados. Si se trata de estudiar un hecho histórico, se puede plantear dividir la realización del vídeo en:

  • Contexto histórico-social
  • Elementos desencadenantes
  • Descripción del hecho
  • Consecuencias 

Cada estudiante puede estar implicado en varias de estas partes, de forma que tenga de desarrollar su tarea personal en total relación con lo que los demás están desarrollando. Se trata de aprender colaborando unos con otros y por lo tanto, el vídeo es la excusa para que tengan que repasar de forma profunda y consistente, la materia de estudio.

La actividad puede plantearse a través de los siguientes pasos:

  1. Planteamiento de la actividad y explicación de cómo se realizará. Temporización Puntos de control ¿Qué son y cómo se valorarán? Objetivos y evaluación.
  2. Explicación de todo lo que los alumnos deben conocer previamente
  3. Trabajo personal en el que cada alumno desarrolla estos temas previos, de forma que se hace una entrega con las bases, propuesta de desarrollo y expectativas del mismo.
  4. Reunión presencial del grupo. Se debe desarrollar un esquema de actuación en el que figuren tiempos, responsables de las actividades, y evaluación de las mismas con sus responsables.
  5. Entrega del plan, revisión por parte del encargado (docente u estudiante). El plan debe quedar expuesto en un espacio donde todos los implicados puedan consultarlo. El plan y el lugar donde puede ser consultado se debe comunicar mediante un mensaje o email.
  6. Una vez concluido el tiempo de desarrollo se evaluará el trabajo final, según los criterios conocidos. 
  7. Tras la evaluación se abre un turno de preguntas, aclaraciones y revisión del trabajo/evaluación realizada.
  8. Para terminar, estudiantes y docentes, evaluarán lo realizado y harán propuestas de mejora.
La coordinación de grupo se puede realizar  por medio de una hoja de cálculo (spreadsheet) de Google. En esta hoja, se reportarán lo que cada alumno realiza. El docente deberá tener acceso a la hoja para poder supervisar si todo está desarrollándose de forma adecuada.

Comentarios

Entradas populares